El ejercicio es una parte importante de la preparación para el parto ya que ayuda a la mujer embarazada a mantenerse sana y confortable durante el embarazo pues disminuye las molestias comunes del embarazo como el dolor de espalda, las agruras, el estreñimiento, la falta de aire al hacer alguna actividad, el estrés, el insomnio además de mejorar el estado de ánimo pues genera endorfinas que hacen sentir más relajada y tranquila a la mujer que está esperando un bebé

 Tiene otros beneficios como ayudar a la mujer embarazada a tonificar y fortalecer sus músculos que se encuentran más afectados por el embarazo incluyendo las abdominales, el piso pélvico y la espalda baja; también ayuda a mejorar la respiración, la circulación y la postura.

 La práctica constante de ejercicio ayuda a la mujer a tener mayor conciencia de su cuerpo para trabajar con él durante el trabajo de parto pues podrá entender las señales que le manda el bebé de cómo moverse y que posiciones usar durante el trabajo de parto para ayudarlo a nacer.

También aumentará el nivel de endorfinas, las hormonas naturales del cuerpo para reducir el dolor durante el trabajo de parto

El ejercicio prenatal no tiene como finalidad  estar «fit» sino preparar a la mujer para los desafíos del trabajo de parto para lo que debe de tener músculos fuertes y flexibles al igual que sus ligamentos y tendones.

Por último, el ejercicio le ayudará a recuperar la fuerza y nivel de energía mucho más rápido después del parto.

RECOMENDACIONES:

  • Si el embarazo ha sido saludable y sin complicaciones se debe empezar a las 12 semanas de gestación, si se tiene alguna duda se debe consultar con el médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios.
  • Se deben realizar los ejercicios con regularidad, es decir, por lo menos 3 veces a la semana, y combinarlos con caminatas regulares o natación.
  • Se debe usar ropa cómoda que no apriete y de ser posible realizar los ejercicios al aire libre.
  • Si se siente algún dolor o fatiga hay que detenerse y consultar con el médico.
  • Se debe consumir agua antes, durante, y después del ejercicio.
  • Se recomienda realizar yoga, pilates, natación, danza árabe, caminata.
  • La ACOG Recomienda 15 min de ejercicio aeróbico intenso y después bajar la intensidad para prevenir lesiones y no sobrecalentar el cuerpo ni acelerar el corazón del bebé a más de 140 pulsaciones por minuto

CONTRAINDICACIONES.

  • Riesgo de parto prematuro
  • Sangrado vaginal o ruptura de membranas
  • Náusea o vómito
  • Estar muy baja de peso
  • Anemia
  • Dolor de cualquier tipo, pecho, cabeza, espalda, cadera, pubis.
  • Mareo, falta de aire, taquicardia.
  • Dificultad para caminar, hinchazón en general.
  • Baja actividad fetal.
  • Cansancio severo.

Ya conoces los beneficios y la importancia de realizar ejercicio durante tu embarazo así que, no lo pienses más, ¡¡ponte ropa cómoda y a comenzar ya!!

Recuerda acudir con profesionales del ejercicio prenatal debidamente certificados

Contáctanos para clases online y presenciales de ejercicio prenatal. Envíanos un mensaje por WhatsApp al 4433253061 o en nuestras redes sociales.

Elena Leyva Hernández
Educadora Perinatal
Coach Perinatal
Doula
Instructora de yoga y pilates prenatal y posparto

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.