Es normal que un bebé saludable y en crecimiento dentro del útero se mueva con frecuencia. Tu puedes ayudar a velar por la salud de tu bebé llevando un conteo del número de veces que patea, se mueve o voltea. Esto se llama actividad fetal. Usualmente sentirás a tu bebé moverse a tu alrededor de la semana 20 del embarazo (cuatro y medio meses).

Algunos bebés son muy inquietos en tanto que otros son más tranquilos. Lo importante es reconocer lo antes posible, la actividad habitual de tu bebé y habiéndote acostumbrado as comportamiento, detectar oportunamente cambios drásticos en sus movimientos. ( Actividad exagerada o muy disminuida en relación a lo habitual). Cuando un bebé se mueve mucho menos de lo que acostumbra, puede ser que no esté recibiendo la cantidad de oxígeno suficiente que le proporciona la placenta e indica que su salud y bienestar están comprometidos, por lo que  es conveniente acudir al médico para asegurarse de que se encuentra bien.

Es normal que el bebé se mueva exageradamente cuando adquieres determinada posición que a él el incomoda, pero cuando modificas tu postura ya no se mueve con tanta insistencia.

También notarás que tu bebé se mueve de manera distinta si recibes un estímulo placentero ( una caricia de tu pareja por ejemplo), en comparación con la forma que te patea si recibes un susto o una impresión. Con lo primero el bebé se mueve suavemente, con lo segundo en cambio, puede ser que de un salto como respuesta a la adrenalina que produces cuando te impresionas.

Hacia el final del embarazo y cuando el bebé se encaja en la pelvis, sus movimientos pueden cambiar de calidad más no de cantidad. Si tu bebé tiene menos de 10 movimientos en cuatro horas, es necesario que se lo notifiques a tu médico, quien resolverá de manera oportuna cualquier eventualidad.

Nadie mejor que la futura mamá puede vigilar la actividad fetal a través de un conteo de movimientos que deberá realizar todos los días de la manera siguiente:

¿CUANDO HACER EL CONTEO DE MOVIMIENTOS?

  • Durante las horas del día de mayor actividad del bebé.
  • Cuando te palpes y acaricies el abdomen estimulando la respuesta del bebé.
  • Después de comer, tomar agua fría leche o jugo.
  • Después de caminar durante 5 minutos.

¿CÓMO HAGO EL CONTEO DE MOVIMIENTOS

  • Anota la hora en que inicias el conteo.
  • Pon una cruz cada vez que tu bebé patee, se voltee o se mueva.
  • Después de que tu bebé se haya movido 10 veces, anota la hora nuevamente.
  • Cuenta los movimientos del bebé todos los días y de preferencia a lamisca hora del día.

LCCE. Elena Gpe. Leyva Hernández.  Educadora Perinatal. Doula. Yoga y Pilates prenatal, lactancia Materna

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *