La estimulación temprana u oportuna consiste en una serie de juegos y actividades que fomentan el desarrollo psicomotor del bebé así como su desarrollo cognitivo y psicosocial mediante actividades lúdicas en donde los bebés y niños se divierten haciendo más fácil el aprendizaje a futuro. 

Son actividades  repetitivas, continuas y sistematizadas que tienen una serie de objetivos específicos  que proporcionan al bebé y al niño la oportunidad de potencializar todas sus áreas  de desarrollo  tales como el área motriz fina, gruesa, cognitiva, cognitiva, socioafectiva y lenguaje.

Con la estimulación temprana se busca reforzar el vínculo afectivo y emocional del bebé, así como trabajar las 5 áreas de desarrollo siempre respetando su tiempo y espacio.

Las áreas de desarrollo se dividen en:

  • Motricidad gruesa y fina: cuyo objetivo es que se logre un mayor control de los músculos y por ende lograr una mayor libertad en sus movimientos.
  • Cognición: trabaja el intelecto del bebé.
  • Lenguaje: encaminado a lograr la comprensión del lenguaje para poder expresarse a través del mismo.
  • Personal y emocional: se trabaja para que el niño sea más independiente en sus actividades básicas cotidianas como alimentarse, vestirse y su higiene personal.
  • Socioafectiva: Se proporcionan los elementos necesarios para adaptarse al medio ambiente y desarrollarse de manera óptima en el entorno en donde se desenvuelve.

MPH. Tatiana Gómez Chico Leyva
Centro Nacser

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *