En la mayoría de las mujeres, el 85 a 90% de los embarazos son normales, naturales y saludables en los que hay molestias comunes como calambres ,dolor de espalda, náuseas matutinas, micción frecuente, estreñimiento, agruras, sueño, edema de manos y pies, comezón en el abdomen, etc., que en la mayoría de los casos son resueltas mediante ejercicio, descanso y buena alimentación.

Hay signos que no son normales durante el embarazo y de los cuáles debemos estar atentas para acudir a nuestro médico o prestador de servicios de salud si presentamos cualquiera de los siguientes síntomas:

1.- Dolor de cabeza persistente que no cede y muchas veces va acompañado de visión borrosa, ver lucecitas, hinchazón severa de manos, cara y tobillos, zumbido de oídos, dolor abdominal, pueden ser señales de una preeclamsia por lo que es necesario llames de inmediato a tu médico para que te haga los análisis necesarios y tomar las medidas para controlar tu presión arterial.

2.- Dolor abdominal agudo o calambres el vientre o bien contracciones que duran un minuto, y se presentan cada 15 minutos o menos y se perciben como “dolorosas”  antes de la semana 38 de tu embarazo.

3.- sangrado vaginal :  Si notas cualquier sangrado y más si va acompañado con algún dolor repórtalo de inmediato a tu médico para que él te realice un examen o ultrasonido para saber que está sucediendo y darte tratamiento.

4.- Salida de líquido por la vagina: reporta a tu médico cualquier salida de líquido por tu vagina, si bien puede tratarse de fugas de orina pudiera ser flujo vaginal que al final del embarazo aumenta para lubricar la vagina, o  puede ser líquido amniótico por lo cual si no sabes distinguir de cuál de estos se trata,  debes ponerte una toalla sanitaria y comprobar si es líquido amniótico( líquido claro con olor a blanqueador aguado), o flujo o bien orina, o si sientes comezón o ardor al orinar, llama a tu médico para comentarle.

5.- Nauseas o vómitos constantes; si bien algunas veces durante los primeros meses es normal que sufras de estos síntomas, cuando son en exceso, es decir, no te permiten ingerir bebidas o alimentos esto puede causarte una deshidratación por lo que es importante acudir al médico para que te recete o te indique qué hacer.

6.- Disminución o falta de movimientos del bebé: Solo tú sabes el ritmo y horario de los movimientos de tu bebé, si notas algo inusual o sientes que no se mueve, toma algún alimento rico en calorías como un jugo, o bien un vaso con agua fría, recuéstate de tu lado izquierdo y estimula al bebé, si el bebé no se mueve pasados 10 minutos llama a tu médico, más vale llamar, te revisen y te digan que no pasa nada.

El estar informada te permite cuidar de tu salud y la de tu bebé junto con tu médico y te dará seguridad de que todo está bien, sigue tu instinto cuando este te diga que algo no anda bien y confía en tu sabiduría e instinto de mujer.

LCCE.CHBP Elena Leyva Hernández.
Centro Nacser. Preparación para el parto. Estimulación e Intervención temprana

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *