Una de las preocupaciones más comunes de las mujeres tras el parto o la cesárea es recuperar la figura que tenían antes de quedar embarazadas. Lo mejor es relajarte y saber que al cuerpo le llevó casi 10 meses modificarse para formar y darle espacio al bebé y le llevará otros 9 a 10 meses recuperarse. Si bien el posparto es la etapa de 6 semanas en la que el útero vuelve casi a su tamaño normal es necesario ciertos cuidados para que tu cuerpo se recupere y se vaya fortaleciendo hasta quedar como antes y a veces mejor.

Tres tips que te pueden ayudar son:

1.-Respetar la cuarentena:   Después del parto o la cesárea tomarlo con calma, recuerda que tu cuerpo acaba de dar a luz a un bebé, aún tienes que eliminar líquidos, todavía tienes cambios hormonales, las demandas del bebé son grandes y necesitas descansar, cuidarte y cuidar de tu bebé, estás comenzando con la lactancia, quizás te estás recuperando de la episiotomía o la cesárea. Quizás te encuentres algo hinchada y desesperada porque tu abdomen parece un globo desinflado y te preguntas cuando esto volverá a su lugar.  Esto no quiere decir que no te muevas o salgas sino que ve retomando tu vida de forma paulatina, esta cuarentena te servirá para que tu cuerpo se vaya recuperando y puedas comenzar a realizar ejercicio al mes o dos meses tras el parto. RECUERDA ejercicio leve, moderado y paulatino.

En estos momentos necesitas estar tranquila con tu bebé y cuidándote durante la cuarentena

2.–Una adecuada alimentación. En el posparto sobretodo si estás amamantando a tu bebé no es el momento de hacer dietas rigurosas, necesitas 500 calorías extra diarias para amamantar a tu bebé y si no lo estás amamantando tener una dieta equilibrada consumiendo de todos los tipos de alimentos (frutas, verduras, cereales integrales, pollo, pescado, frutos secos) y en las raciones adecuadas te ayudará a bajar de peso. Acudir con un nutriólogo es una buena opción. Recuerda tu cuerpo se está recuperando y necesitas energía para cuidar a tu bebé.

3.-Realizar ejercicio:  Si fue parto se recomienda comenzar a hacer ejercicio a los 2 meses de nacido el bebé y si fue cesárea a los tres meses, esto porque los primeros 45 días estuviste cuidando de tu bebé y adaptándote a tu nueva vida de mamá. Se recomienda comenzar con ejercicios suaves y de manera paulatina, que no involucren trabajo abdominal pues tus abdominales. sobretodo tus rectos abdominales se abrieron durante el embarazo para darle paso al útero (diastasis) y pueden abrirse más con rutinas muy intensas de ejercicio, además de hacer presión sobre tu piso pélvico y provocar incontinencia urinaria o acentuándola.  Además de que la hormona Relaxina que ayudó a que tu pelvis se abriera para el parto y que afecta a tus articulaciones y tendones se elimina hasta los seis meses después del parto, por lo que se recomienda regresar a tu rutina normal de ejercicios hasta los 6 meses de nacido tu bebé para evitar lesiones en tus articulaciones o ligamentos.

Una excelente opción tras el parto o cesárea para recuperar tu figura e incorporarte a los 6 meses a tu rutina normal de ejercicios son los Ejercicios HIPOPRESIVOS que al contrario de las abdominales comunes son muy efectivos para aplanar el abdomen, cerrar la diastasis y recuperar el piso pélvico, además de reducir el diámetro de la cintura.

Recuerda: paciencia, cuidado, alimentación y descanso son lo mejor para tu recuperación y saber que tarde o temprano, ¡todo  volverá a su lugar!

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *