Parto antes de término es el parto que comienza antes de que termine la semana 36 del embarazo. Ocurre cuando la matriz (útero) se contrae (contracciones) y hace que el cuello del útero se abra (dilate). Entonces el bebé nace demasiado pronto. Los bebés que nacen entre la semana 22 y la semana 37 se consideran prematuros y usualmente se transfieren a las Unidades de Cuidado Intensivo neonatal.

Es muy importante que durante el embarazo cuides que tus actividades disminuyan con relación a cuando no estabas embarazada, no realices trabajos que ameriten esfuerzo y tengas por rutina descansar una o dos veces al día.

Es común que la mujer embarazada pueda desarrollar infecciones de las vías urinarias. Muchas veces estas Infecciones son asintomáticas (no existe ardor o dolor al orinar, o sensación de querer seguir orinando cuando ya se desalojó la vejiga), y pueden desencadenar un trabajo de parto prematuro. El médico te indicará que debes realizar exámenes periódicos de tu orina, con el objeto de conocer si hay infección a pesar de no sentir dolor.

Toma muchos líquidos (de 10 a 12 vasos de agua al día), preferentemente jugos de cítricos (naranja, limón, guayaba) ricos en vitamina C que aumenta las defensas de tu organismo y disminuye la posibilidad de infecciones en vías urinarias. Tomar muchos líquidos permite a los riñones trabajar con eficacia. Vigila las características de la orina que debe ser clara y sin olor ofensivo. Si no es así, seguramente necesitas aumentar la ingesta de líquidos. Vigila la cantidad, calidad y molestia de las contracciones de tu matriz (útero) y disminuye tu actividad física si fuera necesario.

¿CÓMO SE SIENTE EL PARTO ANTES DE TÉRMINO?

Aprende a reconocer estas señales de parto pretérmino para proteger a tu bebé:

  • Contracciones: Contracciones del útero que estén separadas por 10 minutos o menos. Pueden o no sentirse con dolor.
  • Dolor de espalda y cadera: Sientes dolor de espalda Y/o cadera. Puede ir y venir y no ceder si te recuestas y descansas (dolor muscular por vicio postural.
  •  Cólicos en el vientre: Sensación de cólico o retortijón que se acompaña con la dureza del abdomen. Pueden ir y venir o ser constantes.
  •  Presión: El abdomen y el bebé se sienten pesados o como si estuviera empujando hacia abajo. La presión va y viene.
  • Goteo o salida de chorros de líquido por la vagina: Puede que el parto pretérmino se inicie con la ruptura de la «bolsa de las aguas «con la consecuente salida de líquido por la vagina.
  • Cambios en el flujo vaginal: Puedes notar que el flujo cambia, se presenta con mucosidad o sanguinolento (rosa o marrón).

Comunícate inmediatamente con tu médico si notas alguna de estas señales o síntomas de gripe o dolor severo, principalmente si se acompañan de contracciones regulares del útero.

Con la ayuda de tu médico puedes detener un parto antes de término y evitar que tu bebé nazca demasiado pronto. La mejor incubadora es el vientre de la madre.

LCCE. Elena Gpe. Leyva Hernández.  Educadora Perinatal. Doula. Yoga y Pilates prenatal, lactancia Materna

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *